Carta urgente al Presidente Danilo Medina

Ago 13th, 2016 | Por | Categoría: Contacto, Locales, Reciente, Uncategorized

p int sup

                                                                                                                                          Barahona, R.D.

Al:                                                   Lic. Danilo Medina Sánchez.

                                                        Presidente Constitucional de la Rep. Dominicana.

Su Despacho.

Asunto:                                           Solicitud dejar sin efecto medida

Honorable señor Presidente:

Tengo a bien dirigirme a usted con el respeto que me merece su alta investidura, con el objeto de elevar ante usted una solicitud que sin lugar a dudas, es la persona que puede tomar la decisión de dejar resuelta la situación que le planteo a continuación:

Felix BetancesSegún hemos leído en los medios de comunicación nacionales, la Dirección General de Aduanas, se propone establecer el cobro de impuestos al envió de alimentos que con la condición de ayuda humanitaria, la comunidad dominicana en los Estados Unidos, hace llegar a sus familiares de escasos recursos económicos diseminados en todo el territorio nacional.

Esta es una medida que de aplicarse señor Presidente, caería en la categoría de “inhumana y criminal”, por lo que entendemos que una persona de altos sentimientos humanos y religiosos como usted, no puede darse el lujo de permitir que se establezca, máxime cuando se habla de un Gobierno que se preocupa por reducir la pobreza y de reducir la brecha de este mayoritario segmento de la población, frente a los que ostentan las posibilidades de la buena vida y recursos que les sobran.

Además de entender que es una medida impopular y atentatoria en contra del bienestar de los que menos tienen; sería una medida que por primera vez se aplicaría en el País, e innegablemente habría que verla como un afán desmedido de obtener dinero, a costa del hambre y la miseria que estos productos contribuyen a aminorar en los dominicanos con alto grado del desamparo gubernamental.

Señor Presidente; de esto no es necesario hablar mucho, pues las consecuencias son fáciles de advertir, por lo que en mi calidad de ciudadano dominicano preocupado por esta situación, la cual  podría convertirse en un “amargo trago” para los pobres a los que Dios les da la oportunidad de recibir alguna mano piadosa que les diga presente en algún momento de sus largos días, elevo ante usted mi solicitud para que se deje sin efecto cualquier medida que en tal sentido, pueda lastimar aun más a los que ya no aguantan más y quienes no tienen amparo alguno.

La medida de aplicarse, no afectaría quizás tanto a los que con grandes sacrificios los envían, como a los que los reciben y no creo que Dios, pueda aceptar como justa una medida de esa naturaleza y sobretodo, emanada de un gobierno encabezado por una persona que hasta ahora, se sabe cree en él.

Confiado en que evaluará usted justamente la realidad de lo que aquí exponemos y en espera de que le anuncie al pueblo que así lo espera y de manera oportuna, “un no”, a esa desafortunada pretensión; le saluda,

 Atentamente.

FELIX BETANCES.

Barahona, R.D.

pc int

PC INT 3

PUB -INTER 1

Deja un comentario