Portada

Apoyan que OEA observe proceso, pero con respeto

rosarioDiferentes sectores nacionales se mostraron ayer de acuerdo con que la OEA participe como observador en el proceso de repatriación, siempre que se haga respetando el derecho soberano del país.El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, entiende que la visita al país de una comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para supervisar el proceso de regularización migratoria es una oportunidad que tiene esa entidad para reivindicarse con el país.

“Esa visita para mí no representa nada diferente, más bien la República Dominicana tendrá la oportunidad de demostrar que es el único país de la región que está ejecutando una reforma migratoria integral”, expresó Rosario.

De su lado, la presidenta de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (Anje), Biviana Riveiro, consideró que no deben existir inconvenientes por la presencia de la OEA, siempre que se haga con el debido respeto a la soberanía, las leyes internacionales y del país sobre la materia.

En tanto que el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, sostuvo que el país no puede aceptar presiones de ningún organismo internacional y por el contrario debe seguir cumpliendo con las leyes migratorias aplicadas protegiendo los derechos humanos.

“Ninguna sociedad en ningún país puede vivir con inmigrantes irregulares, las inmigraciones irregulares no son buenas ni para el inmigrante ni para el país, pues no hay ningún control para ello”, aseveró Abinader.

Senadores

Senadores oficialistas también apoyaron que la OEA observe las repatriaciones, pero reconociendo siempre el derecho que tiene el país de regular a los extranjeros que están en su territorio.

Para Julio César Valentín es bueno que la OEA venga a supervisar las repatriaciones, para que se dé cuenta de que el proceso se hace apegado a las leyes y al respeto de los derechos humanos de esas personas.

“Creo que le conviene al país que ellos observen que lo que está diciendo el Gobierno dominicano se corresponde absolutamente con la verdad”, puntualizó.

De su parte, Francis Vargas recordó que el país es signatario de la OEA, por lo que su papel de observador jamás puede verse como una intromisión, pero que el mismo debe limitarse al respeto de las leyes nacionales.

Mientras que Luis René Canaán, senador por la provincia Hermanas Mirabal, planteó que todo lo que contribuya a mejorar y a cambiar la percepción equivocada e interesada que tienen muchos organismos internacionales, “es bienvenido”.

Publicidad

Related Posts