Locales Portada

Barahona: Doctor Féliz Vildal afirma CAC confirma obligó a trabajadores a renunciar a prestaciones laborales

lA VERDAD Y PUNTO

Barahona: El doctor  Carlos Julio Féliz Vidal, quien es abogado de los trabajadores Wander Matos Padilla, Edwin Gómez García y Orquídea Batista Flora, afirmó a este medio que el Consorcio Azucarero Central (CAC), al presentar recientemente una querella por un presunto fraude cometido en la empresa azucarera, confirma lo señalado por los trabajadores en las demandas laborales de nulidad de renuncia, reintegro laboral, pago de salarios caídos e indemnización complementaria que se viene conociendo por ante la Segunda Sala de la Cámara Civil, Comercial y de Trabajo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de Barahona.

El jurista explicó que los tres trabajadores han hecho público que fueron secuestrados, vejados y humillados durante horas el pasado mes de mayo, en instalaciones del Consorcio Azucarero Central, coartados de su libertad por personal de seguridad de la empresa, interrogados por investigadores privados y abogados que se desplazaron desde Santo Domingo a Barahona, en el entorno de una supuesta estafa que cometieran ejecutivos extranjeros de la misma empresa, sin que los trabajadores dominicanos tuvieran dominio de los hechos.

indicó que los empleados  fueran amenazados de ser incluidos en el proceso penal que presuntamente le seguirían a los extranjeros, sino renunciaban a sus puestos de trabajo y a sus prestaciones laborales, lo que constituye una seria violación al artículo 62 de la Constitución de la República, a Convenios de la Organización Internacional del Trabajo y al Código Laboral Dominicano, al tiempo que constituyen tipos sancionados por la legislación penal.

Expuso que el nivel de represalia ha llegado tan lejos, que la empresa ha despedido a todo trabajador que ha sido ofertado por los demandantes, para que testifiquen acerca del secuestro y vejamen al que fueron sometidos para constreñirlos a renunciar a prestaciones laborales acumuladas durante décadas de trabajo en la Corporación empresarial.

El Féliz Vidal, reconocido catedrático universitario, llamó la atención del Ministerio Público para que no se deje sorprender en su buena fe, por el Consorcio Azucarero Central, órgano de persecución al que le pide que abra una seria investigación sobre la denuncia de secuestro a la que los trabajadores dominicanos han dicho que fueron sometidos por ejecutivos e investigadores y personal al servicio del CAC, sustituyendo el rol normal de las autoridades públicas, al tiempo que pide al Ministerio de Trabajo ordenar una exhaustiva investigación del caso a los fines de garantizar la dignidad de los trabajadores y erradicar las prácticas lesivas a los derechos fundamentales que viene últimamente implementado la empresa en la Región Enriquillo.

El profesional del derecho  señaló que nunca había asumido un caso, de ninguna naturaleza contra el Consorcio Azucarero Central, entidad en la que fue Gerente del Departamento Legal, durante diez años. Que antes de tomar este proceso, matizado por el atropello físico, psicológico y moral a tres nacionales dominicanos, comunicó, vía correo electrónico, a los principales ejecutivos del Consorcio Azucarero Central, que entendía que debía buscarse una salida a esas renuncias forzosas, impuestas bajo la amenaza de abrir procesos penales sólo con el ánimo de arrebatar las prestaciones laborales a los trabajadores.

Adujo que cualquier empresa tiene el derecho de despedir a sus trabajadores si entiende que han cometido faltas laborales, nunca el derecho faculta, sin embargo, a ninguna organización empresarial, a vejar, chantajear, extorsionar, secuestrar denigrar a las personas de los trabajadores, por lo que entiende que las tres renuncias a las que fueron sometidos los mismos trabajadores deberán ser declaradas nulas, por la violencia ejercida en su contra.

La empresa al presentar una querella penal procura que los trabajadores desistan de sus demandas laborales, esa querella la han desenvuelto unos días antes, de que los tres demandantes deben comparecer al tribunal laboral a dar su versión sobre el secuestro, la extorsión y la imposición de las renuncias, dijo Vidal.

Señaló que nada explica que tres trabajadores dejen sus prestaciones al renunciar a una empresa, cuyo convenio colectivo de condiciones de trabajo, les acuerda un cincuenta por ciento de sus prestaciones si comunican voluntariamente la intención de terminar la relación laboral. En el caso de estos tres trabajadores la empresa les obligó renunciar sin percibir un centavo de las prestaciones que le acuerda la Ley, dato que confirma, fehacientemente, la propia empresa al dispararse varios meses después, con una la querella penal contra dos extranjeros y en la que incluye de manera aviesa a los tres demandantes dominicanos.

El doctor Féliz Vidal llamó a la sensatez a los principales ejecutivos del Consorcio Azucarero Central, de quienes dijo abren una caja de pandora con un proceso penal en el que persiguen a dos ejecutivos extranjeros por una supuesta estafa, lavado de activos, delitos electrónicos y otros tipos penales, que de comprobarse dejaría mal parada a la empresa, al sistema presupuestario en el que apoya sus decisiones y a la imagen corporativa, dado que en el Consorcio Azucarero Central, las grandes decisiones no las toma el personal dominicano, y mucho menos tres trabajadores que no tienen en la estructura corporativa ninguna función de mando.

Aclaró que esa práctica contra los trabajadores demandantes, a quienes obligaron a renunciar de sus derechos, no la había conocido en el CAC, ni cuando fue Gerente de su Departamento Legal, ni después, por lo que le mueve a preocupación que una conducta con tales consecuencias se haya asumido y que la empresa insista en seguir obstruyendo el libre curso de la justicia laboral de sus servidores.

Periodista Emilio Saviñón, director

Publicidad

Related Posts