REGIONALES

Carta al Instituto Nacional de Recursos Hidraulicos (INDRHI)

LA VERDAD Y PUNTO

Las Juntas del Regante del Yaque de Sur, Valle de Neyba  y Tamayo, hacemos una denuncia formal y pública por el irrespeto por las autoridades del INDRHI del acuerdo institucional donde se establece claramente los porcentajes asignados de las aguas proveniente de la presa Sabana Yegua y rio San Juan, de un 67 para Barahona- Bahoruco- Independencia y un 33 al Canal Ysura (Azua).

El bloque de Azua siempre ha sido favorecido por las autoridades, irrespetando las  planificaciones, el curso natural de del flujo de agua y los acuerdos pactados. Este problema se agrava durante los meses de noviembre a enero, que es cuando más demanda de agua tiene el tomate de Azua. En el mes de diciembre del 2018 acordamos con la Dirección Ejecutiva del INDRHI aceptar temporalmente un mejor porcentaje del ya acordado, y en enero del 2019 sin previo aviso, se modificó dicho acuerdo sin consultarnos,  perjudicando aún más a nuestros agricultores. Pese a nuestras advertencias, la presa de Sabana Yegua fue “Ordeñada” y prácticamente se agotaron las reservas de agua de las que dependen nuestras provincias. En múltiples situaciones hemos expresado nuestra preocupación por los agricultores y los miles de familias que dependen del vital líquido para sobrevivir, pero no se nos pone atención. Tal como sucedió con el desagüe  de Sabana Yegua 2014 al 2015. Acción que incluso hoy en día, los productores y toda la región, aún no han logrado superar por completo.

Con gran temor vemos que en este período somos víctimas del mismo irrespeto de años anteriores, y se está  prefiriendo secar nuevamente la presa. Recordemos, que a pesar de que algunas personas no quieren honrar el acuerdo 67 ­– 33, la región baja del Yaque ( Barahona- Bahoruco-Independencia), cuenta con más de 700,000 tareas, y Azua con apenas 200,000. Esta distribución fue establecida por la empresa NIPPON KOEI CO., ltd PASCO INTERNATIONAL INC. En el año 1999, y luego confirmado en el 2002 por tgecnicos del INDRHI.

Somos una región de cerca de 1 millón de personas con casi 800 mil tareas cultivables, en medio del abandono y el olvido de las autoridades. Nuestra empobrecida y maltratada región tendrá que levantarse a exigir lo que es suyo. Hacemos responsables  a las autoridades actuales de lo que pueda faltar por su falta de presencia, ante un acuerdo suscrito por el Estado Dominicano.

 

Publicidad

Related Posts