Deportes Mas noticias

DEPORTE: Canó: “Gracias a Dios que estoy saludable”

3bb8c6581e6c22a0f344fa3eb4d17ed2_300x226Nueva York.- Robinson Canó registra un buen inicio de temporada igual al de 2013 en sus primeros 13 partidos, cuando militaba, en ese entonces, con los Yanquis de Nueva York. Esa actuación, que lleva a cabo actualmente, se debe a una mejor preparación que tuvo durante toda la temporada muerta.

“Trabajé más fuerte, ya que uno va adquiriendo más edad y experiencia. Y lo que haces es que te enfocas más en la parte mental que otras cosas”, afirmó Robinson a elCaribe. “Empecé saludable, el año pasado estaba jugando con dos hernias y el estómago malo. Gracias a Dios que estoy saludable”, agregó.

En 2013, Canó disparó cuatro cuadrangulares y remolcó 11 carreras en su última temporada con los Yanquis y tuvo un promedio de bateo de .298. Actualmente, compila cinco jonrones, diez impulsadas y registro de bateo de .231.

La temporada pasada fue uno de los años más difíciles para Robinson Canó en su carrera en las Grandes Ligas. Tuvo que lidiar con lesiones, pero con algo más doloroso, que fue la muerte de su abuelo, un ser muy especial en la vida del jugador dominicano.

“Es un momento difícil, todo pasamos por situaciones. Algo que le doy gracias a Dios es que me dio la virtud de salir de un año como el pasado y terminar bien”, manifestó el quisqueyano, quien ha asistido a cinco Juegos de Estrellas, ha ganado cinco Bates de Plata y acumula dos Guantes de Oro. El campeón de cuadrangulares en el 2011 inició fuerte la presente temporada con los Marineros al conectar cuatro cuadrangulares en los primeros tres partidos en Texas y luego, añadió otro jonrón en casa.

Ganar otro campeonato

Para Robinson Canó, regresar a la ciudad de Nueva York sólo le hace pensar en una sola meta: obtener otro anillo de Serie Mundial.

La única y última vez que acarició el adorado metal fue en el 2009, precisamente, desempeñándose como intermedista con los Yanquis.

Ahora como un marinero de Seattle y tras pisar la ciudad que lo vio crecer como profesional, las ansias de volver a tierra prometida de Serie Mundial se han hecho más intensas. “Ganar otro campeonato, eso me haría sentir muy bien”, asintió con la cabeza el petromacorisano durante su estancia en la ciudad de Nueva York, el pasado fin de semana.

Desde que se unió a las filas de Seattle en la temporada 2014, el segunda base sueña con convertir en realidad ese anhelo de ayudar a su presente equipo en ganar por primera vez la Serie Mundial.

Pues los Marineros jamás han disputado el Campeonato de Octubre. A pesar de tener la marca de más victorias en una temporada de 162 juegos en las Grandes Ligas con 116 triunfos y 46 derrotas en 2001, este equipo sólo ha aparecido en cuatro ocasiones en la postemporada.

Publicidad

Related Posts