Portada

EE.UU y la Unión Europea critican nuevas elecciones en Haití

protestaLa decisión tomada este miércoles por Haití de volver a ejecutar su disputada primera vuelta presidencial siguió reverberando en la comunidad internacional cuando la Unión Europea y Estados unidos criticaron la medida, y la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció que continuará su apoyo al proceso, recoge una nota publicada por el Miami Herald.

Los tres donantes habían contribuido a financiar el al costo de US$100 millones de las elecciones del año pasado y habían elogiado los comicios presidenciales del 25 de octubre pasado que enfrentó al candidato respaldado por el gobierno, Jovenel Moïse contra el de la oposición, Jude Célestin.

“A pesar de un cierto número de defectos e irregularidades que se observaron, estos no eran de la naturaleza que los altera los resultados”, dijo la Misión de Observación Electoral de la UE, cuando anunció el cierre de la misión mientras ataca las conclusiones de la comisión de verificación especial.

La Comisión auditó el 25 por ciento de las aproximadamente 13,000 actas de escrutinio de las mesas de votación, y encontró entre los problemas que hubo unos 628,000 votos “zombis” o  imposibles de rastrear.

El Departamento de Estado de EE.UU. dijo que la decisión del Consejo Electoral Provisional de Haití de volver a ejecutar la votación presidencial significa “que el proceso electoral se extienda de nuevo con poca probabilidad de que el presidente electo se instale antes del 7 de febrero de  2017”.”

Con unos US$8 millones que quedan en el fondo de las Naciones Unidas, no está claro cómo las reacciones de la UE y EE.UU. impactarán el financiamiento de las elecciones. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, instó a los haitianos “a comprometerse con el calendario electoral.”

“La Secretaría General de la OEA ha estado acompañando a Haití, un miembro fundador de la Organización, durante ambos procesos electorales y el proceso de verificación que han tenido lugar en el último año, y seguirá desempeñando un papel positivo en el proceso electoral”, dijo Almagro.

Las reacciones se producen después que los principales donantes de Haití, que incluyen a Estados Unidos, dieron  ̶  a regañadientes ̶   el visto bueno para volver a ejecutar la votación a pesar de las protestas del PHTK, el partido del expresidente Michel Martelly, y sus partidarios.

El miércoles, cuando Haití abrió el proceso para que los 54 candidatos presidenciales confirmaran su participación en las nuevas votaciones del 9 de octubre, los partidarios de Martelly salieron a las calles pidiendo la salida de Jocelerme Privert, cuyo mandato como presidente interino está a punto de expirar el martes próximo.

Aún no está claro si Privert obtendrá una extensión de su mandato provisional o será rechazado por el parlamento que votó el 14 de febrero por él para dirigir un gobierno de 120 días con el fin de concluir las elecciones

Publicidad

Related Posts