Locales

EN VILLA CENTRAL: Obispo le preocupa tierra baldía y desempleo en el Sur

Obispo RomeroVilla Central, Barahona.- El obispo de la Diócesis de aquí, monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, mostró preocupación por la gran cantidad de tierras baldías y el desempleo en la región Enriquillo, lo que afirmó, quedaría resuelto con la construcción de la presa de Monte Grande.

“El principal problema es que aquí hay demasiada tierra baldía y con vocación de producir, están ociosas, el principal problema es ese; reconozco que el agua no está en todas partes, pero donde esté el agua hay que aprovecharla, y a veces no creo que esté siendo aprovechada, por eso nuestro primer objetivo fuerte es exigir la construcción de la presa de Monte Grande”, precisó.

Manifestó que otro problema que ha encontrado en la región es que no todo el que quiere puede prepararse en una carrera profesional, por falta de recursos, lo que consideró podría cambiar si se comienza a sembrar la tierra y a cosechar sus frutos.

Expresó que para la iglesia, la provincia de Barahona y la región Enriquillo, la construcción de la presa de Monte Grande es prioridad 1-A, porque con esa obra, y poniendo a producir las tierras baldías, cambia la situación de mucha gente.

Romero Cárdenas, quien lleva un poco más de cinco meses como obispo de la diócesis de esta región, afirmó que se ha sentido como en su propia casa, y que en ese tiempo, ha tratado de conocer lo que hay y lo que no hay en la zona.

“Me he sentido sumamente bien, muy bien, como en casa, ciertamente como en casa, pero con creces, porque me han regalado la tierra de las promesas y la tierra de la promesa es la tierra donde Dios te envía, no la que tú eliges, y esta es una tierra prometedora, con un futuro promisorio en todos los órdenes, con mucho potencial en todos los niveles, que confío, se irá explotando”, manifestó el sustituto del monseñor Rafael Leonidas Felipe Núñez en la provincia de Barahona.

Dijo estar motivado ayudar al pueblo en el crecimiento y aportar en todo lo que pueda, ya sea con fuerzas nuevas o integrar personas en todos los niveles, donde afirmó, hay un campo bastante amplio.

“Tenemos mucho terreno, tenemos mucho campo para sembrar y lo que le pedimos a Dios es fuerza, colaboración y apoyo, y que podamos encontrar, también, disponibilidad y apertura, que se abran muchas puertas, porque el trabajo que hay que hacer aquí en la región Enriquillo, es de mucha colaboración y de integración”, manifestó.

Calificó la integración de la sociedad como uno de los grandes desafíos de la región Enriquillo, en lo informó, está dando pasos.

Resaltó el trabajo social que realizan organizaciones de la iglesia católica en la región, como Lemba, la pastoral social y Fundasur, que son quienes han realizado trabajos con las poblaciones, aventajando en muchos casos, al propio Gobierno.

Precisó que esas tres instituciones de la iglesia, han llegado donde el Gobierno no llega y han hecho labores que no ha podido hacer el Gobierno.

Romero Cárdenas condenó que muchas veces, se secan echando viajes a Santo Domingo tratando de conseguir una entrevista con un ministro, en busca de ayuda para resolver el problema de una comunidad, y luego del encuentro con el funcionario, la ayuda casi nunca llega.

Consideró que los funcionarios deben hacerle más aporte a la iglesia para ayudarle a resolver los problemas, porque les garantiza pulcritud, equidad y efectividad de los fondos que pueda disponer bajo su responsabilidad.

Desarrollo turístico

Monseñor Romero Cárdenas confió en que el desarrollo turístico llegará a Barahona y la región, lo que dijo, es otro componente que le espera a una zona deprimida.

“Tiene que llegar, lo creo, no sé cuando, y espero que sea pronto. No sé cuando, eso no está en mis manos, pero eso no lo detiene nadie, porque la gente lo demanda y lo busca”, afirmó.

Dijo que la zona tiene tantas bondades y atracciones, que ya no está escondida, por lo que sostuvo, los turistas llegan solos y por distintas vías.

Resaltó que a Barahona llega mucha gente que hace turismo interno, pero que de igual manera, de otras naciones, que se han dado cuenta del gran potencial.

“El turismo está en la puerta de la esquina, hay que ir adaptándose a eso y es lo que nosotros queremos potenciar y queremos preparar a la gente, porque si el turismo llega y Barahona no está preparada, el beneficio para Barahona sería muy poco, porque los empleados será de tercera o cuarta categoría, por lo que Barahona tiene que prepararse, porque de lo contrario, la mano de obra vendrá de otros pueblos”, expresó.

 

Tomada de Armario Libre

Publicidad

Related Posts