Portada

Obama defiende legalidad de comicios

ObamaWashington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó las denuncias “sin precedentes” e “irresponsables” del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, sobre una posible manipulación del sistema electoral en los comicios del 8 de noviembre.

Obama subrayó que no había visto antes en su vida ni existen precedentes en la historia política moderna de un candidato a la Presidencia “tratando de desacreditar” unas elecciones antes de que tenga lugar la votación.

Por ello, durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, en la Casa Blanca, Obama aconsejó a Trump que deje de “quejarse” y empiece a defender su agenda en busca de votos, porque, a su juicio, esa actitud no muestra el tipo de liderazgo necesario para ser presidente de EE.UU.

Las denuncias de Trump “aparentemente no están basadas en hechos” y “no muestran el tipo de liderazgo y fortaleza que uno quiere en un presidente”, declaró Obama.

Según Obama, “una de las mejores cosas” que tiene la democracia estadounidense es que cuando se acaba una contienda política, que puede ser “implacable” a veces, “históricamente la persona que pierde felicita al ganador”.

“Así es como la democracia sobrevive”, porque es algo “más importante” que cualquier campaña individual, continuó Obama.

Obama también aseguró que el nivel de “adulación” del candidato republicano, Donald Trump, al presidente ruso, Vladímir Putin, no encaja en el país ni en su propio partido, porque es necesario plantarle cara a Moscú en ciertas cosas desde la Casa Blanca. “La constante adulación del señor Trump a Putin y el grado en el que parece basar muchas de sus políticas en las de Putin no tiene precedentes en la política estadounidense, y está desfasada con lo que solo hace unos meses, todos los republicanos pensaban”, afirmó.

Tercer y último debate se celebra hoy

El tercer y último debate presidencial estadounidense entre Hillary Clinton y Donald Trump, que se celebra hoy en Las Vegas, supone la última oportunidad del magnate para limpiar su imagen tras sus escándalos sexuales y sus insinuaciones de fraude electoral. Clinton ha despegado en las encuestas impulsada más por el rechazo a los comentarios sin precedentes de su rival

Publicidad

Related Posts