Deportes Locales Mas noticias REGIONALES

OPINION: El Complejo Deportivo de Barahona, de la Gloria al Purgatorio

Félix BetancesPor FELIX BETANCES.

El Purgatorio, según lo describe la Iglesia Católica, es un lugar de purificación, donde las Almas que no han vivido una vida pura y limpia, tienen la oportunidad de purgar los siete pecados originales, antes de ir a la Gloria. Fue concebido precisamente para aquellos que por el tipo de pecados cometidos, no merecen ir directamente a la Gloria ni tampoco al Infierno y cuentan a saber, con la condición de que de ninguna manera podrán retroceder hacia el Infierno, sino que cumpliendo con las exigencias impuestas, tienen garantizada su entrada al lugar deseado o esperado; la Gloria.

Según lo define Dante Alighieri en su obra “La Divina Comedia”; es el lugar donde las Almas deberán vivir un promedio de 30 veces el tiempo que vivieron en la Tierra, para ser purificadas antes de ir a la Gloria. Es bueno aclarar de paso, que la Iglesia cristiana luterana, no cree en su existencia ya que su propulsor Martin Lutero, lo consideró como un ardid de la Iglesia Católica, para justificar lo que definió como: “la venta de un perdón adelantado”.

Por mala suerte para nosotros, el Complejo Deportivo de Barahona mejor conocido como “La Villa Olímpica”, construido para albergar los V Juegos Deportivos Nacionales que se escenificaron aquí, del 5 al 11 de diciembre del año 1981, ha recorrido una trayectoria diametralmente opuesta a la que debió seguir, para el desarrollo sano y el progreso de un pueblo, que no merece tan mal destino.

Como se explica esto; por ejemplo, el año 1981 después de que muchos barahoneros y amigos solidarios, hicieran ingentes esfuerzos para conseguir la Sede de dichos juegos, se cifró como el advenimiento de grandes esperanzas para el desarrollo deportivo de la Región, en diferentes áreas o disciplinas del deporte, llegándose a pensar que había llegado el momento esperado para desarrollar los potenciales de todos los pueblos del Sur, no solo del municipio cabecera, Santa Cruz de Barahona.

En cambio, las que fueron grandes esperanzas, se desvanecieron como las nubes en el firmamento y es precisamente porque Barahona no tiene, es decir, nunca ha tenido dolientes; da penas y pudiera decirse que vergüenza; ver en lo que se ha dejado convertir una obra que cualquiera quisiera tener, que costó tanto dinero y peor pensar que de Barahona no han salido como era de esperarse, grandes representantes, atletas de alta calidad, en ninguna de las disciplinas para las cuales se establecieron dichas instalaciones.

Vayan a ver La Villa Olímpica, un gigantesco elefante blanco construido de cartón y hueco por dentro, que cuenta con Administrador o Administradora y algunos empleados; pero que el que ve eso se pregunta: ¿Y qué es lo que se administran aquí?.

Una piscina olímpica, hoy llena de excrementos y otros elementos indescriptibles, que hasta alquilándosela a alguien que le de vida, puede rescatarla y brindar servicios de natación que hasta para fines de salud, sería importante. Mientras eso se pierde, en Barahona no hay un lugar donde nadar, a pesar de que dicho ejercicio es recomendado hasta por los médicos, para fines terapéuticos.

Hay que destacar que desde hace décadas se ha venido reclamando el rescate de dichas instalaciones para que se pongan en servicios, y nadie, ninguna autoridad se ha dado por aludida.

 Recientemente un grupo de barahoneros de buena voluntad celebraron el 35 aniversario de lo que se definió como un gran logro y que pensándolo bien, como dice la canción; no debieron prestarse a eso, sabiendo en lo que lo han dejado convertir.

Ha ocurrido en Barahona con esa obra, lo opuesto a lo que plantea la introducción de este artículo y sin la esperanza de que esto pueda revertirse; que ojalá y un día, quienes tienen el deber de hacerlo despierten y las cosas tomen el rumbo que deberían seguir porque de lo contrario; aquí no habrá perdón.

La lógica determina que lo prudente sería, escapar del Infierno, pasar por el Purgatorio y luego llegar a la Gloria; sin embargo, aquí vemos que por la ineptitud de quienes nos gobiernan, se salió de la Gloria, se llegó al Purgatorio y si Dios no mete su mano, como próximo lugar, nos espera el “…”.

Publicidad

Related Posts