Locales Portada

OPINIÓN: El Poder Municipal no se comprende bien en R.D.

LA VERDAD Y PUNTO

Por Carlos Julio Feliz Vidal

El Gobierno Municipal no ha sido comprendido en su justa dimensión, por la clase política dominicana ni por la ciudadanía.

El Poder Local es el más próximo a las personas. Diferente al Poder Legislativo, que se torna abstracto e impersonal, al Judicial, que responde sólo en casos extremos que devienen en conflictos, y al Ejecutivo que se deja arropar por una burocracia excesiva, el Poder Municipal cuenta con herramientas ágiles para intervenir y transformar el espacio donde ejerce su gobierno y dotar de mejor calidad de vida a los habitantes.

Una gestión local que entienda que puede incidir en los hábitos de manejo del ambiente, en la seguridad ciudadana, en la salud a través de políticas públicas de prevención y de respuestas a catástrofes, que asuma que de su discurso de integración y de puertas abiertas, puede depender que fluyan recursos e inversiones para el territorio, que de sus censos y estadísticas internas se pueden cuantificar las variables para el desarrollo y la prevención del crimen, sería una aliada de la felicidad de los munícipes.

Una gestión municipal no debe limitar su accionar a la recogida de desechos, tarea, que por estar en muchos municipios privatizada, no quita tiempo al Gobierno Local. Tampoco debe su radio de acción agotarse en conceder licencias y cobrar arbitrios.

Una gestión local debe permanentemente abrir las puertas a la cultura, al deporte y a la recreación sana; preocuparse, decididamente, por los grupos más vulnerables de su población, como los ancianos, huérfanos y viudas, para canalizar, incluso con ayudas externas, la creación de hogares de acogida, que le permitan vivir, dignamente.

El Gobierno Local tiene capacidad para generar riquezas, que no tienen que provenir del presupuesto nacional, ni ser una competencia con el Sector Privado.

El papel del ayuntamiento empresario y e de ayuntamiento emprendor, es compatible con la de ayuntamiento prestador de servicios públicos, por ejemplo, nadie impide que un Ayuntamiento utilice la basura y la convierta en abono y venda este producto, que explote una mina de sal municipal, la procese y la expenda en el país y en el extranjero.

Otra cuestión es el manejo transparente de los recursos. El Poder Local debe rendir cuentas, tiene que eficientizar y priorizar la gestión de los fondos. Las auditorías de proceso y control, deben ser rutinarias, para garantizar el cumplimiento de las metas municipales.

En la medida que se haga conciencia de la importancia del Gobierno Local, tendremos presupuestos más razonables para los municipios y ayuntamientos más comprometidos con las gentes, menos delitos, y más desarrollo.

Publicidad

Related Posts