Locales Portada

OPINION: La ignorancia de un travieso pudo ser fatal

POR YORIK PIÑA

El sábado 28 de enero fue un día como los demás. Mi ahijado Francisco que vive en Santo Domingo, celebraba su natalicio y yo estaba de buen ánimo.

A las 11 de la mañana llegan 2 traviesos ubicando el almuerzo del día. uno de ellos termina la faena, friendo 6 huevos.

Lavan todo lo que está sucio incluyendo el piso. Lo dejaron nítido, brillante y oloroso.. Al momento siento un olor a pie muy fuerte. Uno de los traviesos se había quitado los zapatos. Se los había mojado tirando agua en el piso y destapando una tubería de desagüe, donde unos obreros habían tirado un agua donde prepararon yeso.

La casa está herméticamente cerrada. Las ventanas son de vidrio completas, corredizas. El olor era insoportable. Mando a abrir todas las ventanas para que el olor salga de prisa. Los traviesos se despiden y me quedo solo trabajando solo en mis labores cotidianas, interpretar una evaluación por aquí, planificando asuntos del I Encuentro de Barahoneros. Slon las 12 de la noche y me voy a la cama.

Me levanto en la mañana y y voy a la cocina. Un intenso olor a gas a inundado la casa. El tanque y dos hornillas de la estufa abiertas. Chequeo la ventilación y por primera vez las ventanas amanecieron abiertas, protegida la casa solo por las defensas de hierro. Por suerte me olvidé de cerrar las ventanas. Si las hubiera cerrado la noche anterior y trato de hacer un cafecito… un chispazo y bummmm! o si no hay chispazo, quedar dormido para siempre!

DEJAR LAS VENTANAS ABIERTAS PARA HUIR DE UN OLOR A PIE, FUE LA DIFERENCIA ENTRE ESTAR VIVO O EN LOS BRAZOS DEL SEÑOR.

Nota: Vi al travieso, hoy domingo 29 y le cuento la historia y, según lo que me comentó, se infiere que cerró las hornillas al revés en vez de a la derecha, a la izquierda. (las abrió más)

Moraleja: LA IGNORANCIA PUEDE MATAR

Publicidad

Related Posts