OPINIÓN: Los riesgos de una defensa

Jun 10th, 2017 | Por | Categoría: Contacto, Locales, Reciente, Turismo, Uncategorized

P INT SUP

felixPor FELIX BETANCES

El acto de defender es facultativo de cada persona en particular y es una decisión que puede tomar cualquier individuo, a favor de alguien y en las circunstancias que así lo determine.

Sin embargo, no todas las defensas que se ejercen en determinados momentos son atinadas ya que dentro de ese conglomerado, las hay legítimas, pero también las hay hipócritas y de compromisos.

En tal sentido, al ejercer alguna defensa a favor de alguien o de algo, se debe ser cuidadoso, tanto en la forma como en el rumbo hacia el cual se dirige.  Hemos visto a personas que tratando de defender a otras, lo que hacen es hundirlas o confundirlas y es según sabemos, de donde nace la expresión popular que dice: “Con amigos como tú, no se necesita tener enemigos”.

A raíz de los acontecimientos surgidos en el país con el denominado caso ODEBRECHT y que ha dado al traste con la detención de varios funcionarios y ex funcionarios públicos acusados de soborno, entre otras imputaciones; se ha puesto de manifiesto, hasta donde el Ser humano puede caer en debilidades, al actuar sin premeditación ya sea por premura o por compulsión.

Se debe reflexionar muy bien para poder actuar con prudencia, siempre pensando en cuales podrían ser los beneficios o los sacrificios que pudieran de repente arropar a los actores, y sobre todo, en acontecimientos delicados y de manera muy especial, cuando se es una figura pública, ya sea física o jurídica.

Hemos visto defensas muy desafortunadas en los referidos casos, en actuaciones que dejan mucho que desear, por parte de quienes lo han hecho; tanto por la forma como por los momentos en que lo han hecho.

Por ejemplo, la justificación del ex presidente Leonel Fernández cuando asegura que la corrupción es un mal tan viejo como el hombre, tratando de minimizar los hechos; la defensa del Dr. Guillermo Moreno ante el caso específico del Dr. Abraham Bautista Alcántara, la negativa de las Cámaras legislativas de retirar la inmunidad parlamentaria a tres legisladores implicados, no se sabe si por solidaridad o por connivencia; la autodefensa del Presidente del Senado quien en una forma precipitada aseguró haber pasado por el lodo sin enlodarse; la defensa enarbolada por el PRM a favor de sus miembros involucrados, limitando así, el fuero de la justicia; entre otras.

Todo esto nos lleva a reflexionar y preguntar: ¿Lo habrán hecho por simple solidaridad o por un cumplido conforme al dicho que reza: “Hoy por ti y mañana por mí?.

Cual sea la situación, la verdad es que esto los deja muy mal parados y bien pudiera decirse, hasta desenmascarados ante un país, que en gran medida y hasta ahora, había depositado en ellos su confianza.

Sin lugar a dudas, no han sabido guardar las apariencias y por lo menos, disimular con prudencia, como debieron ser sus actuaciones.

Recordamos una vieja canción que se titula “El que la hace la paga”.

No es prudente culpar a priori, pero tampoco exculpar sin dejarle su espacio a las circunstancias.

PRIMICIAS: La verdad y Punto

PUB -INTER

hhhh

http://historias.dicom.gob.do/banners/contador/click.php?id=279

PUBLICIDAD DISPONIBLE

Deja un comentario