Portada

OPINION: MIGUEL VARGAS, un hombre derrotado con mucho dinero…

MIGUELLas elecciones del próximo año serán las primeras de todas en las que ha participado el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en que no llevará candidato propio a la Presidencia de la República. Desde el 1963 cuando el PRD asistió por primera vez a unas elecciones después de su fundación en el exilio en 1939 hasta los comicios del 2012, el partido blanco postuló candidaturas propias.

El PLD fue fundado el 15 de diciembre del 1973 por el expresidente Juan Bosch, como una negación del PRD.

El PRD no acudió a las elecciones de 1970 por entender que constituían un matadero electoral, tampoco en 1974 por la grosera y vulgar participación de los militares a favor del presidente Joaquín Balaguer.

En la etapa final de la llamada “Era de los 12 años” de Balaguer, las disputas y guerras verbales entre perredeístas y peledeístas eran incontables, parecían enemigos personales.

Gestiones del PRD

El PLD y su fundador, Juan Bosch, fueron críticos acérrimos de las gestiones de las cuatro gestiones del PRD. La primera en 1978 con el presidente Antonio Guzmán, los 41 días del licenciado Jacobo Majluta; la del doctor Salvador Jorge Blanco y la de Hipólito Mejía.

Fracaso

En las elecciones del 1990, el PRD a través de su líder, el doctor José Francisco Peña Gómez, trató de apoyar al profesor Bosch y al PLD en los comicios de ese año, pero fue rechazado por Bosch y sus cercanos colaboradores.

El PLD “perdió” esas elecciones por menos de un 5 por ciento, el PRD obtuvo un 24%.

Leonel-Miguel

El ex presidente Leonel Fernández, inició en el 2009 contactos con el presidente del PRD, Miguel Vargas Maldonado, con el propósito de modificar la Constitución reformada en 2002 que establecía dos períodos para un mandatario y nunca más.

Ahora Fernández podría volver dejando un período por el medio gracias al llamado “pacto de las corbatas azules” firmado por Fernández y Vargas Maldonado, que dejó abierta la brecha para un retorno futuro del ex mandatario y rehabilitó a Mejía, con la Constitución proclamada en 2010.

Los propósitos de esa alianza se pusieron en evidencia con la elección de las llamadas Altas Cortes, en las que Vargas Maldonado obtuvo varios miembros.

Engaño

Los sectores vinculados a Vargas Maldonado se sintieron engañados con el PLD, cuando Mejía le ganó la nominación presidencial en el PRD.

Vargas Maldonado aseguró que el PLD había enviado a su militancia a votar por Mejía por considerarlo un candidato más vulnerable.

Las diferencias entre Mejía y Vargas Maldonado nunca se superaron, al extremo que se acusó a este último de instruir a sus seguidores votar por el PLD.

Amistad

Las relaciones de amistad cultivadas por años por Mejía y su familia con Medina han impedido la formulación de críticas fuertes a la administración peledeísta.

Enganchó

El presidente del PRD prolongó la presencia de Fernández con la reforma de la Constitución en 2010 y le arrebató la posibilidad de volver en 2016 al apoyar la modificación a la Carta Magna que establece dos períodos y nunca más.

Ese respaldo del PRD se hizo a cambio de un pacto con Medina que contempla que el PLD le repostule 43 diputados, unos 20 alcaldes y varios encargados de distritos, así como un proporción de cargos públicos. Este lunes Medina empezó las designaciones a Vargas con Aníbal Duvergé y César Mella.

UN APUNTE

Cuatro décadas de lucha

El PLD durante casi 42 años viene combatiendo al PRD, presentándolo como una federación de grupos que sólo lucha por intereses personales. Finalmente y luego de una estrategia del presidente Danilo Medina, el PRD que fue el principal opositor del PLD asistirá a los comicios del 2016 como un aliado, igual que el PRSC. El respaldo de estos dos partidos representaría para Medina y el PLD el mayor triunfo de organización alguna al convencer a sus contrincantes de que le apoyen en unas elecciones.

Publicidad

Related Posts