Deportes

Padres e hijos detrás del título oriental

Los Mallén en la oficina y los Tatis en el terreno aportaron en grande para la primera corona de las Estrellas en 51 años

José Manuel Mallén Santos lideró, desde la dirección general, un barco que desde octubre pasado siempre se mantuvo a flote. José Mallén Calac tuvo a su cargo buscar las piezas que llevaron el buque a puerto seguro. Fernando Tatis II dirigió un pelotón que remó contra los pronósticos durante 74 juegos, mientras que Fernando Tatis III fue parte de un grupo de hombres que se resistieron a las embestidas del enemigo.

Estas parejas de padre e hijo llevaron al barco de nombre Estrellas Orientales a la bahía del título en las duras aguas de la pelota otoño-invernal dominicana.

“La pasión y la entrega fue lo que marcó la diferencia en esta temporada”, manifestó Mallén Calac, el gerente del conjunto. “Este equipo estuvo compuesto por un grupo de seres humanos de calidad, que hicieron su trabajo, pero sobre todo que lo dieron el todo del todo. Gracias a Dios que cumplimos con los objetivos trazados desde este puesto que se me encargó y que hoy estamos disfrutando de esos frutos”, agregó.

Al no ser experto en la pelota, Mallén Calac fue un gerente atípico, contrario a otros de vasta experiencia que no han logrado el título que ya tiene el joven ejecutivo con raíces petromacorisanas. “En esto simplemente es estudiar, trabajar, vivir esa pasión, vivir el momento día a día sea de buenos o malos resultados. Fueron 51 años después de muchas luchas, de muchos esfuerzos, de muchos momentos que se nos escaparon de las manos y que gracias a Dios lo logramos”, expuso Mallén Calac.

De su lado, José Mallén, presidente de las Estrellas, ponderó el trabajo que realizó su hijo al frente de la gerencia, antes y durante la temporada, que incluyó canje de jugadores, contratación de los importados y la escogencia de peloteros de los equipos descalificados. “Esto es impresionante, es el trabajo de muchos años de esfuerzo y esmero, desde la gerencia general, con mi hijo a la cabeza, el dirigente Fernando Tatis, pero más que nada los jugadores que se entregaron en cuerpo y alma para lograr esto”, dijo Mallén.

Inigualable

Para Fernando Tatis II dirigir a su hijo lo llenó de orgullo y que no tiene, a su juicio, precio. “Esto es vivir otro día más como en la casa, como en el estadio, compartimos buenos momentos y malos también, en especial cuando no tenía un buen juego. Es algo muy glorioso para nosotros dos y haber alcanzado la corona junto. Esto es algo increíble de verdad”, indicó el capataz.

De su lado, Tatis III manifestó que se siente satisfecho el poder recibir directrices por parte de su padre en el terreno, así como consejos que le sirvieron para ser un mejor jugador para el futuro. “Me siento súper orgulloso del él. Tremendo trabajo como mánager y como padre, algo que marcará mi vida para siempre y dándole gracias y honra a Dios que es el único que se la merece”, sostuvo el principal prospecto de los Padres de San Diego.

Presidente Danilo Medina felicita a las Estrellas

El presidente Danilo Medina felicitó a las Estrellas Orientales por haber ganado el torneo otoño invernal frente a los Toros del Este. “Felicitamos al equipo de las Estrellas Orientales por el triunfo que anoche los convirtió en los campeones indiscutibles del torneo otoño-invernal 2018-2019”, dijo el jefe de Estado, a través de su cuenta de Twitter.

Multiples campeones

El lanzador cubano Yunesky Maya se agenció el pasado miércoles su tercer título invernal como refuerzo: Tigres del Licey, Águilas Cibaeñas y Estrellas Orientales. Esto indica que el derecho ha ganado con las tres regiones en la pelota local. Otro jugador que también hizo historia fue el receptor Alberto Rosario, quien por tercer año seguido es campeón. Su racha comenzó con el Licey, la pasada temporada con las Águilas y ahora con su equipo original, las Estrellas. “Mi meta era ayudar al equipo a llegar hasta este lugar. Nos preparamos mental y físicamente unidos como toda una familia. Este es un equipo de mucha trayectoria y lo curioso era el tiempo que tenían sin ganar y que gracias a Dios ya se hablará de una nueva era de las Estrellas”, apuntó Maya, quien conquistó su primer anillo con el Licey en 2013-14. Siguió con las Águilas en la estación 2017-18 y ahora con las Estrellas. Contrario a ellos, Chris Roberson se perdió su cuarta final invernal con las Águilas, Licey, Leones del Escogido y Toros del Este. Otro que tampoco disfrutó de la victoria fue el lanzador Brandon Cumpton, quien perdió la final pasada con el Licey y ahora quedó fuera con Gigantes, Tigres y Toros, respectivamente.

Peloteros que acaban sequías

En la Serie Final del torneo 2017-18, Junior Lake fue pieza importante para que las Águilas Cibaeñas quebraran una racha de diez temporadas sin celebrar la conquista de una corona. Recientemente, el jardinero petromacorisano también fue clave para que las Estrellas Orientales se impusieran en la final sobre los Toros y de paso ganar el cetro invernal por vez primera desde el torneo 1967-68 (51 años).“Es algo grandioso lo que se está viviendo y más con un equipo con muchos años sin ganar una corona. Es un sueño hecho realidad”, sostuvo Lake. “Si aquella vez fue emocionante (con las Águilas), ahora lo es más y con mi equipo de las Estrellas, que grandes estrellas tenía y que fueron claves en la conquista de la corona ante los Toros”, agregó.

Maya también se encuentra en el mismo lugar que Lake. Fue miembro del equipo de las Águilas en el torneo pasado y ahora reforzó con las Estrellas. A ambos jugadores se integró José Sirí, un nativo de Sabana Grande de Boyá y que fue seleccionado por el equipo oriental en el sorteo de jugadores nativos de equipos eliminados en la serie regular. “Soy un jugador que hace las cosas de corazón y Dios lo sabe. Las gracias a Él por darme ese corazón tan buen que tengo”, dijo Sirí.

Related Posts