Portada

Salidas de haitianos congestionan frontera

HAITIANODAJABÓN. Los ocho principales puestos fronterizos entre Haití y República Dominicana permanecían este fin de semana congestionados con el arribo de decenas de miles de haitianos indocumentados que regresaban a su país ante la imposibilidad de acogerse al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros que culminó el pasado miércoles.

La mayor afluencia de haitianos se registró en el puesto fronterizo de esta ciudad, ubicada a 300 kilómetros de Santo Domingo y 144 de Santiago, mientras la llegada de haitianos era menor por Jimaní y Elías Piña y Pedernales en la región Sur.

La mayoría de los haitianos que regresan a su país proceden de la zona urbana de Mao, Santiago Rodríguez, Santiago, Moca, La Vega, San Francisco de Macorís, Constanza, Cotuí y de la zona agrícola de Licey al Medio, Cayetano Germosén, la provincia Valverde y otras.

Periodistas de El Nacional observaron que muchas familias haitianas se unieron para cubrir el pasaje desde los lugares donde vivían hasta la Aduana de esta ciudad, donde abordaron algunas camionetas y otros medios de transporte hacia Ounamninthe y otras ciudades.

Los indocumentados haitianos regresan a las ciudades de Anse-A Pietre, Velladere, Mal pase, Ounaminthe, Cabo Haitiano, Jacmel, Croix de Buquet, y otras ciudades próximas a la franja fronteriza con República Dominicana.

Para proteger a los haitianos que regresan voluntariamente las autoridades dominicanas, especialmente la Policía Nacional, el J-2, Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), el Departamento de Operaciones de Investigaciones Fronterizas (Doif) y otras agencias investigativas del Gobierno, han formado brigadas que trabajan coordinadas.

Esas agencias tratan de evitar que bandas de haitianos y de dominicanos asalten a los que regresan a su país de retirada.

Sin embargo las quejas por las dificultades en la Dirección General de Aduanas y por los ultrajes de parte de supuestos empleados de la Dirección General de Migración continúan, por lo que muchos haitianos pagan entre mil y cinco mil pesos para que les permitan regresar a su país rápidamente.

Mientras tanto el Cesfront, que comanda el general Carlos Aguirre Reyes, mantiene sellada la frontera sin permitir la entrada de ningún extranjero sin documentos.

Publicidad

Related Posts