Deportes Mas noticias

DEPORTE: Liriano: “Este ha sido el año más difícil de mi carrera”

6e4ae2dd7f326b9a55290d0f003cff84_300x226Nueva York.- En búsqueda de ese zurdo fiable y consistente de los últimos tres años en las Grandes Ligas, Francisco Liriano llegó a los Azulejos de Toronto con el objetivo de enmendar el año más difícil en su carrera, además de convertirse en una pieza clave para el equipo canadiense. “Nunca me esperé una oportunidad como esta, en un equipo en pelea. Me sentía bien allá (Pittsburgh) pero esto es un negocio y hay que verle el lado positivo. Hay que estar agradecido con Dios, y estar donde quieran a uno”, dijo Liriano a elCaribe.

Los Piratas de Pittsburgh fue el equipo que lo albergó durante tres temporadas y que lo ayudó a revitalizar su mecánica, además de sacarle el máximo provecho luego de dos temporadas complicadas con los Mellizos de Minnesota y los Medias Blancas de Chicago.

Sin embargo, a principios de temporada nada funcionó para Liriano en Pittsburgh, donde llegó a experimentar foja de 1-7, además de convertirse en el lanzador que más otorgó transferencias.

“Me sorprendió muchísimo el cambio. Era nuestro día libre. Faltaban como 20 minutos para terminar la hora del cambio y estaba hablando con Antonio Bastardo. Y cuando termino de hablar con él, a los cinco minutos me llaman y me dicen que me habían cambiado para acá. Fue una sorpresa, pero hay que darle a Dios las gracias por todo”, relató Liriano, quien fue cambiado a los Azulejos el primero de agosto junto a Harold Ramirez y Reese McGuire, a cambio de Drew Hutchison.

A su llegada a los Azulejos, Francisco logró solo una victoria en el mes de agosto, lo que significó un duro proceso para él, que, como abridor en 22 entradas y dos, permitió 13 carreras, tres cuadrangulares y 10 boletos. “Este ha sido el año más difícil de mi carrera. Bien difícil para mí, físico y mentalmente.

Muchas cosas están un poco mal en la mecánica, estoy lanzando mucho debajo del conteo. Eso, ha sido lo peor de este año, además de las bases por bolas; creo que eso me cambió el año completo”, sostuvo. “Pero hay que seguir trabajando. Todo pasa por una razón”, manifestó Liriano, quien ha militado para San Francisco, Minnesota, Medias Blancas, Piratas y Toronto.

Con esa mentalidad positiva, el nativo de San Cristóbal también acogió la decisión de la gerencia de cambiar su rol de abridor a relevista, la semana pasada.

“Fue un poco difícil, pero siempre trato de estar positivo, no frustrarme, ni ponerme negativo. Ese es el plan, pero hasta ahora estoy en el bullpen y trataré de hacer mi trabajo también ahí. No obstante, me dijeron que hay chance de volver a la rotación”, dijo Francisco, quien como relevista en dos entradas ha concedido tres carreras, un cuadrangular y tres ponches.

Liriano, de 32 años, trabaja día a día por fortalecerse en miras a lo decisivo que puede ser su rol en el conjunto canadiense. “Estoy trabajando, tratando de ver los errores que cometo y tratar de mejorarlos. Es un poco difícil, yo no tenía un año tan bueno como esperaba y llegar a este equipo, en el cual todos los juegos importan, y si yo puedo darles el chance de ganar desde el relevo, yo estoy bien con eso”, dijo el serpentinero.

Asimismo, manifestó que tener a Russell Martin, que le sirvió de receptor en algunos de sus mejores años con los Piratas en 2013 y 2014, le proporciona una mayor satisfacción. “Él tiene la capacidad de lanzar su repertorio rompiente para strikes”, dijo Martin. “Es el mismo lanzador. El material es exactamente el mismo. Tiene un buen repertorio. Buena velocidad en el brazo y en su cambio de velocidad”, agregó. Liriano, quien está en su décima temporada en las Mayores y en un equipo que aspira a la Serie Mundial, está decidido a contribuir en cualquier rol que el equipo lo necesite y retornar al sitial que lo mantuvo entre los mejores zurdos de los últimos años.

“Yo lo hago donde sea, abriendo, en el bullpen, yo lo que quiero es ayudar al equipo a ganar. Ese es mi plan”, expresó.

Publicidad

Related Posts