Mundiales

Miles de niños y adolescentes detenidos en campos del sureste de Siria, denuncia la ON

LA VERDAD Y PUNTO

Ginebra, 21 jul (EFE).- Miles de adolescentes están detenidos, sin acusación formal ni perspectivas de un proceso legal, en prisiones y campamentos de detención en el noreste de Siria, donde además una gran parte de ellos han sido separados de forma indefinida de sus madres y familias por los supuestos riegos de seguridad que representan, denunció hoy una enviada de la ONU.

La relatora de la ONU sobre la protección de los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo, Fionnuala Ní Aoláin, ha sido la primera representante de la organización especializada en derechos humanos en visitar con el asentimiento del Gobierno sirio el gigantesco campo de Al Hol, que en la práctica es una cárcel a cielo abierto.

En ese campo se observa la separación forzada de los menores de sus madres, incluso a partir de los once años, lo que les genera «un profundo trauma», con casos de separación que duran más de cinco años, tiempo durante el cual la familia recibe escasa o ninguna noticia del niño, según comprobó la relatora a partir de las múltiples entrevistas que realizó en el lugar.

Ní Aoláin también visitó en la última semana el campamento de detención de Al Roj, así como dos prisiones (Alaya y Gweiran Sina’a, conocida como «Panorama»), donde también hay varones menores de edad detenidos.

Según las cifras comunicadas a la relatora, en Al Hol viven unas 49.000 personas relacionadas -o acusadas de estarlo- con la organización terrorista Estado Islámico y sus familias, en situación que calificó de «detención arbitraria masiva». El 60 % son menores de edad.

Esa cifra incluye una sección que funciona como un «anexo» a la que no se permitió a acceder a Ní Aoláin y donde se encuentran únicamente personas con nacionalidades distintas a la siria e iraquí, que son los grupos mayoritarios.

En su peor momento, Al Hol llegó a confinar a 70.000 personas, pero ciertos países empezaron en 2019 a repatriar a sus nacionales, tras años dándoles la espalda por el riesgo que veían en esta situación para su seguridad interna.

Según la relatora, 36 países han procedido a repatriar a un determinado número de sus ciudadanos, aunque en el 77 % de casos han sido mujeres y niños, con un rechazo que se mantiene a repatriar a hombres.

Estados Unidos empezó el año pasado a trazar planes para intentar reducir la población de Al Hol tras hacerse evidente de que se trata de un lugar ideal para el reclutamiento por parte del grupo yihadista Estado Islámico (EI), y un puñado de países occidentales aceptaron repatriar algunas decenas de sus ciudadanos.

La relatora de la ONU ha identificado que nacionales de 57 países están detenidos en distintos lugares de detención en el noreste de Siria. Entre esos países figuran Afganistán, Bangladesh, Marruecos, Túnez, Yemen, Australia, China, Portugal, Rusia, España, Suiza y Estados Unidos.

Todos los países con ciudadanos en Al Hol «tienen la obligación de hacerlos regresar», independientemente de las dificultades que esto suponga, enfatizó Ní Aoláin en una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas en Ginebra. EFE

El Caribe

Related Posts