Locales

OPINIÓN: El Cantinflas barahonero clama por ayuda

Cantiga barahoneroPor Alejandro Santana.-

Rafael Aristy, el Cantinflas barahonero, sigue apelando a la solidaridad de quienes puedan ayudarlo a terminar su casita que hace años comenzó cuando recibió la ayuda inicial de un barahonero residente en Estados Unidos.

El Cantinflas, comunicador, humorista, vive en la indigencia, aunque también es sub oficial del Ejercito de la República Dominicana, donde ingresó como maestro de ceremonia de las actividades de la 5ta Brigada de Infantería con asiento en esta ciudad.

Al Cantinflas, le han impactado varios accidentes cerebro vascular, se desplaza con la ayuda de un bastón, en los últimos meses se ha estado mudando de lugar debido a que donde puede alquilar, no son lugares adecuados.

Le han robado lo poco que tenia, o le ha tocado meterse en lugares donde la venta de drogas es la oración cotidiana y se ve afectado por la incursión de las autoridades a esos lugares.

O sencillamente ha tenido que mudarse de esos lugares porque debido  a su condición de guardia entienden que el es un delator y lo han amenazado y para librarse de agresiones ha tenido que salir corriendo de algunos de los lugares donde  ha vivido, su penúltima morada fue la Montañita de Villa Central, imagínense el infierno que le tocó vivir en ese lugar.

Su realidad es triste, lo poco que le queda del sueldo de militar, apenas le alcanza para comprar medicamentos y  sus alimentos, vive una situación penosa.

Ya algunos políticos, funcionarios y legisladores, le han ofertado ayuda, pero esta se ha quedado en pasarela, hasta la falda de la loma donde está la casita que está construyendo han ido representantes de legisladores, han tomado medida, han prometido volver, pero no lo han hecho.

El abandono a que ha estado sometido desde que le dio su primer accidente cerebro -bascular, es significativo, sus superiores del Ejercito no han respondido a su llamado de ayuda, tampoco lo han querido pensionar, tiene una licencia permanente, pero no ha faltado algún jefe que lo amenace con la cancelación debido a que no está apto para estar activo.

Sus penas se han ido agrandando, muchos le han prometido, pero pocos le han cumplido, hoy desesperado, desesperanzado, nueva vez apela a los medios de comunicación para que le publiquen sus necesidades.

Esta vez aspira a que sus suplicas lleguen a oídos del Jefe de Estado Mayor del Ejercito de la Republica Dominicano o a oídos de algún funcionarios, legislador, Ministro, para que le ayuden a llevar con tranquilidad los años que le quedan de vida.

Rafael Aristy, fue un gran bohemio, humorista, comediante, locutor, que deleitó a muchos con sus cantinfladas o sus ocurrencias en su papel del personaje, El Gato con Botas.

Como el doble del Cantinflas, fue el que más se acercaba a la figura del legendario Mario Moreno  Cantinflas, era quien mejor y con más calidad lo imitaba, hoy esas vivencias son cosas del pasado, sus padecimientos de salud le han quitado las habilidades y destrezas de antaño.

Hoy el Cantinflas sobre vive por la gracias de Dios y la esperanza puesta en la solidaridad que se pueda manifestar para ayudarle a terminar su vivienda, literalmente localizada en los posimanes, encima de de la cabeza del rio Birán, donde no llega la oferta de políticos y las esperanzas se han muerto.

El Cantinflas tiene deseos de vivir, quiere mudarse a su casita, para vivir con tranquilidad los últimos años de vida que le quedan, si usted quiere solidarizarse con esa causa ahí les dejo su número de su móvil -829-8366-721, también dejo mi correo para contactarlo, barahonahoy@outlook.es.

Publicidad

Related Posts