Locales Portada REGIONALES

OPINION: El perfil de un “Alcalde” para Barahona

Felix BetancesPor FELIX BETANCES

En la actual coyuntura electoral con miras a las próximas elecciones que dicho sea de paso, están al doblar de la esquina, tercian si mal no estoy enterado, unos ocho candidatos a dirigir la Alcaldía de este pueblo. Creo que es la ocasión en que un mayor número de candidatos participa y qué bueno es ver, que todos tienen las posibilidades de llegar al puesto; lógico es que ni los dedos de las manos son parejos; como lo reza el viejo refrán.

Por lo que se deja ver, todos son candidatos y candidatas con buenas condiciones personales y en pleno uso de sus facultades físicas y políticas, como lo establece la Constitución de la República. Entre ellos los hay muy conocidos por la población, pero también los hay menos conocidos o poco conocidos, pero creo que cada uno sabe hasta dónde podría llegar. Por suerte, todos gozan de mucha juventud y además, con mucho entusiasmo. En consecuencia, entendemos que cualquiera de ellos que llegue, podría ejercer la función de dirigir los destinos de su pueblo, hacia un buen Puerto.

Ahora bien, ¿cuál es el Síndico o Alcalde que Barahona necesita?. Permítanme idealizar un poco: 1) Además de su capacidad, una persona equilibrada, juiciosa, sencilla, capaz de armonizar, coherente, que sea capaz de escuchar a todos los sectores de la sociedad que dirija. No cuando él quiera, sino en la medida en que las circunstancias lo demanden. 2) Una persona que sepa entender y priorizar las soluciones a las necesidades más sentidas de la población, especialmente, cuando ésta lo reclame de alguna forma. 3) Una persona que esté dispuesta a actuar con transparencia frente al ejercicio de sus funciones, que no construya una Isla de poder, que tanto daño hace. 4) Una persona que se rodee de gente con capacidad y vocación de servicios; que no se rodee, de un simple grupo o anillo de personas que funcionen a su alrededor, como un simple grupo de chismosos. Personas que le traigan propuestas de solución a los problemas que deban ser enfrentados con prioridad, (no los famosos lleva y trae). 5) Que entienda, que la solución de los problemas y necesidades de la comunidad, no van ni deben ir en beneficio de su gestión, sino de la propia comunidad a la que representa. 6) Que tenga la suficiente inteligencia para apoyar y ampliar o fortalecer las cosas buenas que se hayan logrado, de corregir debilidades y de proyectar hacia el futuro, las prioridades de la comunidad, con apego a lo que establecen las leyes municipales, etc. 7) Un Alcalde, que ponga el bien común por encima del amiguismo , del sentimentalismo y del populismo; que entienda que la “Sala Capitular”, es el organismo de gobierno que define o que tiene que definir el accionar y que en tal sentido, tiene que actuar apegado a las Normas que lo definen. Actuar en conjunto y con plenas libertades. 8) Que tenga bien claro, que después de llegar a la posición, se convierte en la principal autoridad de “TODOS”, y que el solo hecho de representarnos a todos, lo compromete a actuar en igualdad de condiciones, en beneficio “de todos”. 9) Que siempre esté, si no a la vista, que sea localizable, a fin de que pueda recibir sin dificultades, el sentir del pueblo, cual sea la necesidad de comunicación que éste tenga, a través del o de los organismos establecidos en la sociedad. 10) Por último, que esté en capacidad de entender, que la gestión que realice, no será él quien tendrá a su cargo su evaluación, sino que será evaluada por quienes recibirán los frutos de su accionar (el Pueblo).

En tal sentido, sí debe tener claro que dependiendo de su comportamiento y manejo, podrá ser calificada su gestión, dentro de las calificaciones que determinen las circunstancias (mala, regular, buena, muy buena o excelente). El sabrá hacia dónde se dirigirá. ¿Por cuál votar?. ¡Lea detenidamente y decida usted!.

Publicidad

Related Posts