Portada

(UN ANALISIS) Luís crece sostenidamente

jtgJuan TH

El gobierno del PLD (Partido de la Liberación Dominicana) y Danilo Medina, amparados en el inmenso poder que tienen en los medios de comunicación y entre periodistas y comunicadores, han puesto a correr la versión de que el candidato del PRM (Partido Revolucionario Moderno), “no arranca”, que se quedó en “la gatera”.

Afirman que la diferencia es insuperable, que Luís Abinader será aplastado como una cucaracha, tratando de ese modo, llevar desaliento y desesperanza entre los dirigentes, militantes y simpatizantes del PRM.

Para agregar más incertidumbre y desasosiego, aseguran que Hipólito Mejía y “su gente” no se han integrado a la campaña. Con mucha “mala leche” dicen que si el candidato, en vez de Luís, lo fuera el ex presidente, le llevaría “por lo menos diez punto a Danilo” sabiendo que es falso, como mentira es también el tres a uno (75-25) del que hablan los reeleccionistas.

Los asesores del gobierno, expertos en “rumorología” han puesto a correr en vehículos públicos, supermercados y demás centros de aglutinación de personas, esas y otras versiones, convencidos de que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad, porque la percepción, en política, se convierte en realidad.

Si eso fuera cierto, el PLD no estaría desesperado buscando al PRD, al PRSC, al MODA y otros partidos minoritarios ofreciéndoles lo que no valen. (¡Elemental!)

Abinader1
La verdad es que Luís arrancó desde el primer día que fue proclamado candidato presidencial haciendo lo que tenía que hacer: Aglutinar las tropas de su ejército, poner en orden la casa, crear un protocolo de unidad interna tratando de eliminar las diferencias naturales que surgen de todo proceso electoral, lo cual se logró con el apoyo entusiasta de Hipólito que se ha convertido en orientador y asesor, como si fuera “jefe” del comando de campaña (con el perdón de Roberto Fulcar) dada su capacidad y vasta experiencia en procesos electorales.

En el PRM no hay problemas internos, contrario al PLD con las reservaciones de las candidaturas congresuales y municipales, en franca violación a los derechos fundamentales de sus dirigentes y militantes, consagrados en la Constitución.

El PLD tiene y seguirá teniendo muchos inconvenientes, pues Danilo se niega a cumplir el acuerdo con el ex presidente Fernández de blindar (poner candados) a la Constitución para evitar el “Trujillo del siglo 21″.

Y como si fuera poco, debido a los atropellos y maltrato al líder y sus seguidores, los leonelistas no votaran por Danilo aunque se lo ordene Leonel. (Un dato: Durante el proceso de inscripción de nuevos simpatizantes que realiza el PRM en todo el país, el 22% aproximadamente están el padrón de PLD)

Luis arrancó, con tanta fuerza, que ha preocupado tanto al PLD, que está dando el trasero por batata para reagrupar el tristemente célebre “Bloque Progresista”. (Al PRD que vale “diez cheles”, según Euclides Gutiérrez Félix, le está dando casi todo cuanto ha pedido, lo mismo que a otros grupúsculos que exigen una buena parte del pastel del Estado.

Contrario a Danilo, cuya tendencia es a la baja, Luís crece sostenidamente. Las encuestas serias, “las que no se publican”, según Goicochea, así lo establecen. De ahí la preocupación de los reeleccionistas, convencidos cada día más, de que no bastará “un tiburón podrido”, ni “echar en un zafacón los principios”, para ganarle a la oposición que lidera Luís Abinader.

jpm

Publicidad

Related Posts